sábado, 30 de abril de 2011

Ventanas desde el día


También hay noches en la luz y días demasiado pequeñitos para vivirlos que acaban escurriéndose del tiempo, imperceptibles, como insectos de incontables patas, hacia momentáneos pasajes de sombras que se abren de repente en los rincones.

El aire de las cigarras



Fue un breve descanso, pero cuando quisimos darnos cuenta, había llegado la ola .

Las esperas del mayordomo

Parkings- ¿Qué está usted haciendo con mis mejores medias de seda?

...siempre sufren asaltos inesperados de seres vigilantes y quisquillosos...