sábado, 30 de abril de 2011

Ventanas desde el día


También hay noches en la luz y días demasiado pequeñitos para vivirlos que acaban escurriéndose del tiempo, imperceptibles, como insectos de incontables patas, hacia momentáneos pasajes de sombras que se abren de repente en los rincones.

No hay comentarios: