lunes, 18 de abril de 2011

El sol de las montañas


Hay un delgado y antiguo camino que pocos conocen y que recorre caprichoso buena parte de la montaña. El sol no descansará hoy y es algo que, por alguna razón, su cuerpo agradece. Pequeñas nubes  e insectos la acompañan con sus sombras breves. Busca plantas para las que no necesita nombre pues allí todo es olor. Y no existe realmente nada por lo que deba regresar.

No hay comentarios: