miércoles, 20 de abril de 2011

Cavernas de luz



 Un día, si se está demasiado cansado, es posible dormir y despertar con los pies enterrados en  la profundidad de la tierra. Desde entonces el cuerpo es paso mineral entre la roca y no hay prisiones capaces de retenerlo.
 

No hay comentarios: